Un poco de historia

La Convención Internacional para la reglamentación de la caza de Ballenas fue realizada en Washington el 2 de diciembre de 1946.  Para la época, la comunidad internacional se alertó por la caza indiscriminada de las ballenas que estaba originando su extinción, y los representantes de algunos gobiernos decidieron aunar esfuerzos para contrarrestar la situación que estaban viviendo estos mamíferos.

Las ballenas son cazadas en el mar, a menudo utilizando arpones explosivos, que perforan la piel de una ballena, explotando en su interior. La comunidad internacional considera esta forma de muerte un sacrificio cruel. Foto cortesía Flickr.com

Para lograr los objetivos de la Convención se crea la Comisión Ballenera Internacional, compuesta por un miembro de cada parte contratante, el cual tiene derecho a voto. La Comisión, entre otras, tiene la facultad de enmendar, por mayoría de las tres cuartas partes de sus miembros votantes, el Reglamento anexo a la Convención, lo cual la convierte en el único órgano reconocido internacionalmente para controlar la caza ilegal de ballenas.

La Convención ha sido ratificada por 79 países y tiene como objetivo principal procurar la conservación adecuada de las existencias balleneras y permitir el desarrollo coordinado de la industria ballenera en el ámbito global. La Convención reconoce el interés que deben tener las naciones del mundo en preservar para las futuras generaciones las grandes riquezas naturales constituidas por las existencias balleneras y considera que durante la historia estos mamíferos se han cazado en exceso y que es necesario proteger todas las clases de ballenas contra los excesos de pesca.

Como resultado de la ratificación de la Convención, la gran mayoría de países balleneros que firmaron la convención ya no cazan ballenas, pues se han encontrado sustitutos a todos los productos que obtenían de las mismas, es decir que esta industria ballenera es una industria caduca y obsoleta, sólo vigente en tres países, que ya no saben cómo mantenerla a flote, porque no existe demanda.

Su principal objetivo es el de “proporcionar una conservación adecuada a las poblaciones de ballenas” y “hacer posible el desarrollo ordenado de la industria ballenera”.

Be Sociable, Share!
This entry was posted in ¿Qué es la Comisión Ballenera Internacional?. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Both comments and trackbacks are currently closed.