Colombia en la CBI, un compromiso con el ecosistema marino

La ballena de esperma. Esta ballena grande pesa un promedio de 40 toneladas. Cortesía flickr.com

El ser parte de la Convención y participar de una estrategia a nivel global, permitirá lograr un mayor y mejor intercambio de información por parte de los Estados, fortaleciendo la cooperación internacional y promoviendo los compromisos de los países enfocados a reducir las actuales amenazas para la supervivencia de estas especies.

También abrirá las oportunidades de desarrollo de Colombia, como un destino importante de turismo enfocado a la observación de cetáceos en general, es decir del uso no letal de estas especies.

La entrada de Colombia en la CBI, fortalecerá, igualmente, al Bloque Latinoamericano Conservacionista o Grupo de Buenos Aires que, con Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, México, Nicaragua, Panamá, Perú y Uruguay, promueve acciones tales como mantener la moratoria a la caza comercial, fortalecer esfuerzos de conservación y promover la investigación científica no letal. Al unirse a la CBI, Colombia estará ratificando su compromiso con la conservación del medio ambiente, el turismo de observación y la diplomacia ambiental.

Por todo lo anterior, es importante empezar a considerar los beneficios reales que representa ser parte de la Comisión Ballenera Internacional si se quiere lograr la conservación efectiva de las ballenas, sus ecosistemas y el desarrollo socioeconómico de las poblaciones costeras del Pacífico colombiano.

Decir SÍ a la Comisión Ballenera Internacional, es decir SÍ a las BALLENAS.

Be Sociable, Share!
This entry was posted in ¿Porqué Colombia debe hacer parte de la CBI?. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post. Both comments and trackbacks are currently closed.